Nuestros
valores

Comenzamos estas reflexiones hace muchos años con nuestras propias experiencias personales, María con el acompañamiento a personas mayores en diferentes programas de voluntariado, atendiendo siempre a personas que no contaban con una red familiar y/o social de apoyo suficiente para atender sus necesidades y Ana en su experiencia laboral como trabajadora social en el ámbito de la exclusión social en Caritas e Itxaropengune, atendiendo a personas individualmente y en pisos de convivencia con diferentes problemáticas y situaciones de vida muy complejas. Poco a poco nos fuimos dando cuenta que el tema del aislamiento social y la soledad emergía cada vez con más fuerza como realidad social que había que prestar atención, y que no precisamente solo se vivía en el ámbito de la exclusión social.

Nosotras mismas formábamos parte de una generación que no nos gusta eso de terminar nuestra vida en un lugar donde no elegimos nosotras. Realmente los 70-80 años de hoy no tienen nada que ver con los de nuestros padres. Nos encontramos mejor física y cognitivamente, y la clave está en decidir cómo vivir esta fase de nuestra vida antes que la necesidad decida por nosotras.

Quien no ha pensado o ha oído decir ”Estamos pensando un grupo de amigos en irnos a vivir a una casa todos juntos y pagar los servicios de una persona que nos cuide o nos hagas ciertas tareas”. ¡Qué bonito podía resultar! Pero que difícil de llevar a cabo. Que fácil y divertido puede resultar al principio, pero cómo cambia cuando poco a poco o repentinamente el deterioro y/o  la dependencia forman parte de nuestra vida. Es aquí es donde nosotras, realizamos nuestra mayor labor.

Nos mueve la motivación por descubrir y desarrollar el bienestar vital y personal, a través del aprendizaje compartido, la solidaridad, el respeto a la libertad de cada una de las personas y al medio.

La creación de un entorno donde la alimentación, el ejercicio, el humor, la creatividad, convivencia permita un modo de vida diferente, activo, pleno, libre y respetuoso, donde cada persona, transmita su saber y a su vez pueda nutrirse de las inquietudes lúdicas, culturales, sociales… compartidas con el resto de las personas, para su desarrollo personal. Todo ello procurando un sentimiento y vínculo muy familiar.

Por eso apostamos por Villa Mutilva. Un proyecto cuyo objetivo principal es la Salud Preventiva para conseguir una vida más plena y saludable.